sábado, 20 de enero de 2018

India paga 25 mil millones USD por su tercer portaaviones

La Armada india planea adquirir su tercer portaaviones por unos enorme Rs 1.6 Lakh Crore (25 mil millones de USD)

India Today


La Armada de la India tiene un portaaviones operacional, el INS Vikramaditya (foto arriba), mientras que el INS Vikrant está en construcción.

La Armada de la India está avanzando con una gran propuesta para adquirir su tercer portaaviones, que se espera que cueste alrededor de Rs 1.6 lakh crore junto con el componente adicional de 57 aviones de combate.

La Armada tiene un portaaviones operativo en el INS Vikramaditya, mientras que otro, el INS Vikrant, se encuentra en construcción en Cochin Shipyard Limited (CSL) y se espera que se una al servicio en los próximos años.

"La Marina está planeando presentar su propuesta de Rs 70,000 crore ante el Ministerio de Defensa en un futuro cercano que costará alrededor de Rs 1,6 lakh crore en la etapa de aprobación junto con el componente de avión de combate y los costos reales irán más allá mientras el programa se mueve más adelante ", dijeron fuentes del gobierno a Mail Today.

La Marina tiene planes de comprar 57 aviones de combate bimotor para el tercer portaaviones para el cual el estadounidense F-18 y el francés Dassault Rafale están en la carrera.

"Si se compara el costo de los 36 Rafales adquiridos para la Fuerza Aérea, los 57 aviones no nos costarán menos de 90,000-95,000 crore", dijeron las fuentes.

Citando la amenaza china, la Marina había estado pidiendo la construcción del tercer portaaviones con propulsión nuclear usando tecnología y sistemas estadounidenses que serán mucho más caros en comparación con los sistemas existentes.

La Marina ha estado argumentando que debe tener un portaaviones para las plataformas marítimas del este y oeste con un portaaviones en reserva para ocuparse del tiempo necesario para el reacondicionamiento y la reparación de cualquiera de los dos transportistas.

Sin embargo, el Ministerio de Defensa no está muy interesado en el proyecto debido a los altos costos involucrados en él y obligaría al gobierno a cambiar sus planes de adquisición para los próximos años, obligándolo a esperar una lista de otros sistemas de armas requeridos urgentemente. Ejército y la Fuerza Aérea, dijeron las fuentes.

El costo del equipo para el despegue del portaaviones patentado por una firma estadounidense del sector privado también será un factor importante para determinar el costo final del transportista para India, dijeron las fuentes.

Para comprar el avión para el portaaviones, la Marina había emitido una solicitud de información (RFI) pero no recibió autorización del Ministerio de Defensa para emitir la licitación del proyecto.

Sin embargo, la Marina ya ha permitido que los vendedores le hagan una presentación sobre si sus aviones podrían despegar o no del INS Vikramaditya de origen ruso. Fuentes del ministerio de Defensa también dijeron que la necesidad de expandir aún más la flota de portaaviones necesita ser reconsiderada ya que todos los objetivos y rutas en la Región del Océano Índico (IOR) pueden ser bien atendidos por los activos y bases existentes en el área.

Debido a esta razón, el Ministerio de Defensa se negó a aprobar el programa quinquenal de la Marina, ya que acordaron que al menos se duplicaría el presupuesto actual de adquisición del ministerio.

El gobierno de India ya gasta el 28 por ciento de su presupuesto total de adquisición en el cumplimiento de los requisitos de los tres servicios y aumentarlo a un nivel superior no parece posible en el futuro cercano, dijeron las fuentes.

viernes, 19 de enero de 2018

Acorazado: Lorraine (Francia)

Acorazado Lorraine (1913)


El Provence, buque gemelo del Lorraine


Astillero Ateliers et Chantiers de la Loire
Clase Clase Bretagne
Tipo acorazado
Iniciado 1 de agosto de 1912
Botado 30 de septiembre de 1913
Asignado 27 de julio de 1916
Baja 17 de febrero de 1953
Destino Desguazado

Características generales

Desplazamiento
• 23 230 t estándar
• 26,180 t apc
Eslora 166 m
Manga 26,9 m
Calado 9,8 m
Blindaje
• Cinturón blindado: 270 mm
• Cubiertas: 40 mm (3 cubiertas)
• Casamatas: 170 mm
• Torretas: 340 mm
• Torre de mando: 314 mm
Armamento
Original
• 10 cañones de 340 mm (5 × 2)
• 4 cañones AA de 47 mm
4 tubos torpederos de 450 mm

Hasta 1935
• 8 cañones de 340 mm (4 × 2)
• 22 cañones de 138 mm (22 × 1)
Desde 1935
• 14 cañones de 138 mm (14 × 1)
8 cañones de 75 mm
Propulsión
• 4 turbinas Parsons
• 18-24 calderas
Potencia 29 000 cv
Velocidad 20 nudos
Autonomía 4700 mn a 10 nudos
Tripulación 1133
Capacidad
• 2680 t de carbón
• 300 t de aceite


El Lorraine fue un acorazado de la Marina nacional de Francia perteneciente a la clase Bretagne nombrado en honor de dicha región francesa.

Construcción

El Lorraine fue construido en los astilleros Ateliers & Chantiers de la Loire en Saint-Nazaire, y su quilla fue puesta en grada el 1 de agosto de 1912; siendo botado el 30 de septiembre de 1913, y una vez completado asignado el 27 de julio de 1916.

Al igual que sus dos gemelos, los acorazados Bretagne y Provence, el Lorraine tenía como armamento principal 10 de los nuevos cañones de 340 mm de los cancelados acorazados de la clase Normandie dispuestos en torretas dobles, dos sobre la línea de crujía a popa con la más cercana al puente elevada, otras dos en la misma situación a proa, y una también sobre la línea de crujía a mitad del buque, que podía disparar a ambas bandas, pero no en caza ni en retirada.



En las tres modernizaciones llevadas a cabo desde 1921 a 1922, 1926 a 1927, y desde 1934 a 1936 se adicionaron al Lorraine un hidroavión y una catapulta en lugar del montaje gemelo de 340 mm de mitad del buque, un moderno armamento antiaéreo, y sus calderas, fueron convertidas a funcionamiento a fueloil. Aunque su potencia se incrementó hasta los 43 000 CV, las nuevas calderas solo pudieron aumentar su velocidad hasta los 21 nudos, lo cual, unido a su escaso blindaje de 180 mm, le hacían poco fiable en combate.



Servicio

Sirvió en el Mediterráneo junto a sus gemelos durante ambas guerras mundiales. Aunque a salvo de navegar en aguas potencialmente hostiles, por lo que no participó en ninguna acción durante la Primera Guerra Mundial.



Durante el inicio de la Segunda Guerra Mundial el Lorraine transportó las reservas de oro del Banco de Francia a los Estados Unidos en noviembre de 1939. Posteriormente, se le ordenó navegar hasta el Mediterráneo oriental, donde participó en el bombardeo a Bardia.



Tras la rendición de Francia, el almirante británico Andrew Cunningham que estaba al mando de la Flota del Mediterráneo de la Royal Navy, y el almirante francés René-Emile Godfroy acordaron la entrega pacífica y desarme del Lorraine y otros buques de su escuadra en Alejandria el 22 de junio de 1940.



Tras ser rearmado, el Lorraine se unió a los aliados el 31 de mayo de 1943 y participó en bombardeos de costa de las ciudades de del sur de Francia de Toulon y Marsella, durante la Operación Dragón de los aliados. Su artillería principal, proporcionó fuego de cobertura a las tropas de desembarco en Francia entre agosto y septiembre de 1944 y bombardeó y dejó fuera de servicio numerosas fortificaciones alemanas tanto en el Mediterráneo como en el Atlántico durante el resto de la guerra.

Tras la victoria aliada, el Lorraine fue convertido en pontón de entrenamiento.

Fue dado de baja el 17 de febrero de 1953, y finalmente desguazado en 1954.

Referencias


  • Preston, Anthony (1976). An Illustrated History of the Navies of World War II (en inglés). Londres: Bison Books Ltd. ISBN 0-600-36569-7.
  • «acorazado Lorraine». www.lostbattalion.com (en inglés). Archivado desde el original el 27 de septiembre de 2007. Consultado el 10 de diciembre de 2007.


jueves, 18 de enero de 2018

¿Quién gana de un combate entre el Zumwalt y un crucero ruso?

Aquí está quién ganaría entre el destructor furtivo más nuevo de la Marina de EE. UU. y un crucero de batalla ruso


Harold C. Hutchison, Business Insider



El primer destructor de la clase Zumwalt, USS Zumwalt, DDG-1000, en el Atlántico Norte, 7 de diciembre de 2015. Jeff Head / Flickr


  • El USS Zumwalt es el destructor más moderno de la Armada de los EE. UU. Y el barco líder de su clase.
  • Pyotr Velikiy es un crucero de batalla ruso de clase Kirov, uno de los buques de guerra de superficie más grandes del mundo.
  • Una pelea entre los dos dependería de quién vea al otro primero.


La Armada de los Estados Unidos encargó su último destructor, el USS Zumwalt (DDG 1000), el año pasado. Ha tenido un inconveniente o dos, pero no se equivoquen, este es un buque de guerra naval muy moderno.

Tiene toneladas de potencia de fuego, incluyendo dos cañones de 155 mm, 20 sistemas de lanzamiento vertical Mk 57 de cuatro celdas y dos cañones de 30 mm. ¿Pero cómo sería contra el mejor combatiente de superficie de la Armada rusa, el Pyotr Velikiy, el último de los cuatro cruceros de batalla de la clase Kirov?

Este tipo de combate barco contra buque parece unilateral a favor del barco ruso. El Zumwalt está diseñado para atacar y matar objetivos en tierra usando misiles crucero BGM-109 Tomahawk y tiene alguna capacidad de autodefensa con el misil RIM-162 Evolved Sea Sparrow.

El Pyotr Velikiy, por otro lado, fue diseñado principalmente para el combate naval antiaéreo, armado con misiles antibuque SS-N-19 Shipwreck, misiles SA-N-6 Grumble tierra-aire y una torreta doble de 130 mm .

El crucero de batalla ruso Pyotr Velikiy Punto de Encuentro / Flcikr

Las apariencias engañan. Si bien la potencia de fuego es importante en cualquier tipo de combate, necesitas un objetivo para ese poder de fuego. El Zumwalt, con su tecnología sigilosa, es un objetivo muy elusivo.

Sí, uno o dos SS-N-19 podrían dejarlo en ruinas, pero tendrían que encontrarlo y golpearlo primero. Por otro lado, el Kirov no es tan sigiloso. Sus radares bien podrían ser una gran señal que diga: "¡Estoy aquí!"

Además, el Zumwalt tiene algunas opciones más de armas antibuque. Una de ellas es la tecnología Vulcano, que transforma sus cañones de 155 mm en lanzadores de misiles antibuque. Esto coloca al Kirov en un mundo de dolor.

Viendo que el Zumwalt puede llevar 300 cartuchos para cada uno de sus dos cañones de 155 mm, esa es una gran potencia de fuego amenazante. Además, algunas versiones avanzadas del misil Tomahawk pueden usarse como municiones antibuque.

Para empeorar las cosas para Pyotr Velikiy, es probable que Zumwalt pueda actualizarse con sistemas como una versión lanzada desde el buque del LRASM.

En resumen, el verdadero ganador de esta pelea se reducirá a quién puede ver primero al barco enemigo y en ese departamento, el Zumwalt tiene ventaja.

miércoles, 17 de enero de 2018

ARA San Juan: Cuando el buque sorpendió a la US Navy

La batalla legendaria del ARA San Juan

Jorge Fernández Díaz ||  LA NACION




El submarino del capitán Trama ingresó en el puerto de Norfolk bajo una niebla ominosa. Su misión secreta consistía en participar de una guerra ficticia. Fue recibido por altos oficiales de esa base naval y quedó al cuidado logístico del USS Canopus, un buque que abastecía a otros cinco submarinos clase Los Angeles. Gustavo Trama y sus hombres fueron alojados en tierra y agasajados bajo las usuales normas de la fraternidad del mar. El ARA San Juan había zarpado el 17 de febrero de 1994 desde Mar del Plata y estaba ahora en el Atlántico Norte por una única razón: la flota más poderosa de la Tierra utilizaba desde hacía décadas submarinos nucleares, y quería probar su sistema de detección y su capacidad de maniobra frente a una nave convencional. Acaso la leyenda y el prestigio del ARA San Luis hacían más interesante todo el operativo: aquel otro submarino diésel-eléctrico con torpedos filoguiados, primo mayor del San Juan, había vuelto literalmente locos a los tripulantes de la Royal Navy durante la guerra de Malvinas, y su derrotero era estudiado con admiración.

Trama llegaba a esas fechas con vasta experiencia. Había encontrado su vocación en el cine clásico de Ford, Fuller y Powell. Y se había sometido a esa escuela extremadamente rigurosa: años después él mismo ejercería allí como instructor de submarinistas y buzos tácticos. El oficio no es para cualquiera. En cuanto un aspirante ejecuta el "escape del submarino", dentro de un tanque de agua y a través de una escotilla, se descubre si verdaderamente posee la fibra necesaria para emprender esa épica. Es una prueba crucial, que prefigura una vida de navegaciones largas y espacios cortos, poco recomendable para los impacientes, los expansivos, los conflictivos y los claustrofóbicos. Un viejo chiste asegura que la Marina se divide entre los submarinistas y los que no pudieron serlo. En el bautismo del ARA San Juan tocaron la marcha "Viejos camaradas", que frasea: "Tanto en la necesidad como en el peligro, siempre manteniéndonos juntos". Ese himno también alude a la filosofía pragmática del "hoy es hoy", porque así es "la vida del guerrero".

En una sala de situación, Trama y los demás guerreros de la base de Norfolk fueron anoticiados acerca de la batalla estratégica y psicológica que daría comienzo cuanto antes. Partirían de una hipótesis territorial, el desembarco militar bajo presunto fuego hostil y el rescate de imaginarios rehenes que mantenían prisioneros en una embajada inexistente. Habría dos equipos: uno azul, que concentraría a la Segunda Flota, encargada de la recuperación, y uno rojo, que haría las veces de enemigo y trataría de impedir esas acciones. Los azules corrían con obvia ventaja: más de treinta unidades de línea, incluidos dos portaaviones, destructores, submarinos, buques logísticos y la nave Comando, el USS Mount Whitney. Los rojos, que tenían la orden de esconderse y atacar, eran solo tres fantasmas sumergibles; el San Juan estaba entre ellos. El ejercicio debería efectuarse en áreas de diversa profundidad, y Trama pensó íntimamente que se trataba de una cacería y que la mejor tecnología del mundo los buscaría para batirlos o neutralizarlos. Una ejercitación de semejante complejidad es mucho más que un juego: está en cuestión el orgullo y se vive como una guerra real.

El San Juan se sumergió al este del cabo Hatteras y se lanzó a la aventura de no ser descubierto y de lastimar a la US Navy. A partir de entonces hubo abordo silencio mortal y alerta constante. Los azules lanzaban desde el aire sonoboyas y los helicópteros rastrillaban con prismáticos y sonares la zona operacional. La embarcación argentina se cruzó con un submarino azul, que no llegó a detectarla, y más adelante, se metió entre varios pesqueros y navegó a plano de periscopio haciendo creer a todos que era uno de ellos. Esas jugadas son riesgosas: en zona de submarinos nucleares una colisión bajo el agua puede tener una dimensión extraordinaria, y las redes de pesca pueden malograr el ardid y causar accidentes fatales.


Durante jornadas de insomnio y atención completa, en situación de combate, el San Juan fue completamente invisible. Llegó a cursar tres días sin hacer snorkel, escuchando el acecho de los aviones, los helicópteros y los distintos barcos azules. Hasta que ubicados en una nueva área de patrulla, de pronto el sonarista le comunicó a Trama rumores acústicos inequívocos. Esta vez no se trataba de simples incursiones; la mismísima Segunda Flota del Atlántico Norte parecía encontrarse a pocas millas náuticas. Con los instrumentos, el capitán confirmó la presunción y concluyó que venían directamente hacia ellos; ordenó entre susurros avanzar también a su encuentro, pero con rumbo oblicuo. Todo indicaba que los destructores estaban formando una cortina protectora en la vanguardia. Frecuentemente, eso significa que protegen en el núcleo al buque Comando. Trama bajó la velocidad a tres nudos, especulando con la corriente, y dejó que los destructores lo pasaran por encima sin sospechar nada. Atravesó así la cortina, ordenó emersión a plano de periscopio y divisó el centro mismo de la formación a unos cinco mil metros. Se trataba efectivamente del USS Maunt Whitney. En un combate real, Trama habría disparado un solo torpedo: a esa distancia no hay forma de fallar, lo hubiera hundido de inmediato. Lo que hizo esta vez fue tomar una foto desde esa posición, volvió a sumergirse con sigilo y transmitió la novedad encriptada. Siguieron jugando al gato y al ratón con ese submarino endemoniado durante dos días más, hasta que fracasados todos los intentos de localización, les ordenaron reaparecer y volver a puerto. En el muelle, el comandante del bando rojo les gritaba: "¡Los vencimos!".

Al regresar a casa, Trama descubrió que había bajado ocho kilos y sospechó que esa misión lo perseguiría a lo largo de toda su carrera. De hecho, durante varios viajes profesionales sus colegas de otros países se encargaron de recordarle aquella proeza: el ejercicio fue un hito porque demostró la vigencia, la ubicuidad insólita, la mortífera eficacia de los submarinos convencionales. El capitán llegó a contralmirante y nunca consideró que aquel simulacro tuviera el valor de una hazaña. Hubiera preferido combatir en Malvinas con ese mismo buque y esa misma dotación. Pero existe un fuerte vínculo sentimental entre el comandante y la nave que lo arropó en aquella peripecia famosa. Es por eso que cuando la noticia de su desaparición le llegó por WhatsApp se le aceleró el pulso. Entre los 44 figuraba el suboficial principal Javier Gallardo, que en 1994 era su cabo de operaciones (infinidad de veces se acodaron juntos en la carta náutica para estudiar las corrientes), y también el hijo de su gran amigo, el capitán Jorge Bergallo, con quien compartieron vacaciones y crianza. A Trama y a Bergallo se unió otro profesor de la Escuela de Guerra Conjunta: Alejandro Kenny. El Ministerio de Defensa los sacó a los tres de su retiro y los nombró en una comisión cuyo objeto consiste en resolver, cueste lo que cueste, el doloroso enigma. Trama fue preparado para ser un guerrero; nunca imaginó que debería ser un detective. Y el ARA San Juan, su compañero más fiel, fue diseñado para volverse invisible al ojo humano. Hoy, librado a su suerte, sigue paradójicamente cumpliendo ese destino inescrutable. La vida es caprichosa, tiene vueltas sorprendentes, y el océano, como decía Borges, es un anti-guo lenguaje que ya nadie alcanza a descifrar.

martes, 16 de enero de 2018

LCS: Apuesta rusa

Diseño de LCS ruso


Los rusos mostraron nuevos proyectos de catamaranes de la clase de corbeta para el mercado mundial. El objetivo es competir con los LCS americanos y otros navíos de la clase. 




Sistemas de Armas

lunes, 15 de enero de 2018

México arma sus patrulleras Sigma 10514

México compra misiles Harpoon, RAM, torpedos MK 54 para patrullero SIGMA 10514



El Departamento de Estado de los EE. UU. Aprobó la venta de misiles RGM-84L Harpoon Block II de superficie, Misiles tácticos de misiles tipo Rolling Airframe Block (RAM) y torpedos livianos MK 54 Mod 0 al gobierno de México.

México solicitó los sistemas, por un valor estimado de $ 98.4 millones, para su uso en la patrullera de largo alcance Sigma 10514 de la Armada mexicana, actualmente en construcción en Damen Schelde Naval Shipbuilding (DSNS) en Vlissingen, Países Bajos.

México ha solicitado la compra de seis misiles RGM-84L Harpoon Block II de superficie, veintitrés misiles tácticos de misiles tipo Rolling Airframe (RAM) Block II y seis torpedos ligeros MK 54 Mod 0.

Según la Agencia de Cooperación de Seguridad de Defensa de EE. UU., También se incluyen ocho paquetes MK 825 Mod 0 RAM de paquetes de misiles guiados (GMRP) y contenedores de almacenamiento, bloque RAM 2 MK 44 Mod 4 misiles guiados (GMRP) y dos ( 2) MK 32 Tubos de torpedos para buques de superficie (SVTT), lanzadores triples de tubos, además de municiones, repuestos y otra logística y soporte de programas.

El buque de patrulla de largo alcance está programado para ser entregado a la Armada de México a principios de 2020. Será utilizado por la Armada de México en ejercicios internacionales, misiones humanitarias y protección territorial del agua.

Naval Today

domingo, 14 de enero de 2018

FFG: Alemania produce una fragata que no funciona

La ingeniería alemana produce un nuevo buque de guerra que no es apto para el mar

La armada se niega a encargar fragata luego de que fallaron las pruebas en el mar; los críticos citan el fiasco en la concepción y la ejecución



La fragata alemana Baden-Württemberg, la primera de su nueva clase F-125, falló pruebas en el mar el mes pasado. CARSTEN VENNEMANN / BUNDESWEHR


Por William Wilkes || Wall Street Journal

BERLÍN-La armada naval alemana en 2005 soñó un barco de guerra que podía llevar a los marines a combatir en cualquier parte del mundo, enfrentarse a barcos enemigos y mantenerse alejado de los puertos de origen durante dos años con una tripulación de la mitad de la de su predecesora.

Primero entregado para pruebas en el mar en 2016 después de una serie de retrasos, la fragata Baden-Württemberg de 7.000 toneladas se determinó el mes pasado que tiene un defecto de diseño inesperado: realmente no funciona.

Expertos en defensa citan el malvado software del buque de guerra y su poco considerado arsenal, así como lo que hasta hace poco era su notable bandeo hacia estribor, como síntomas de problemas más profundos e inextricables: la experiencia militar cada vez menor y creciente confusión entre los líderes alemanes sobre para que están las fuerzas armadas del país.

Una letanía de proyectos de infraestructura fallidos ha empañado la reputación de Alemania en proezas de ingeniería. Todavía no hay una fecha de apertura para el nuevo aeropuerto de Berlín de € 6 mil millones, que ya tiene 10 años de retraso, y el rediseño de la estación de tren de Stuttgart sigue estancado más de una década después de que comenzó el trabajo en el proyecto. Los observadores han culpado de estos contratiempos a la planificación deficiente y la gestión de proyectos, que también figuraron en grandes contratiempos para varios grandes proyectos militares.


Fuentes: staff reports; 
Ministerio de defensa alemán (estimación de costos)
Fotos: Ann-Kathrin Fischer/Bundeswehr (F-122); Carsten Vennemann/Bundeswehr (F-125)

Pero los expertos dicen que los esfuerzos militares también se han visto obstaculizados por la falta de una visión estratégica para las fuerzas armadas alemanas, lo que resulta en escritos vagos y difíciles de ejecutar. Antes de que fracasara el proyecto de la fragata, un contrato para construir un nuevo helicóptero golpeó con inconvenientes, los costos de un nuevo rifle se fueron por las nubes y un ambicioso proyecto de drones simplemente no logró prosperar.

La adquisición militar alemana es "un infierno de un completo desastre", dijo Christian Mölling, un experto en la industria de defensa en el Consejo Alemán de Relaciones Exteriores en Berlín. "Llevará años resolver este problema".

El fiasco naval, en un proyecto con un precio de € 3 mil millones, es particularmente sorprendente ya que el mayor exportador de Europa confía en las vías de navegación abiertas y seguras para transportar sus productos.


Arriba, el sitio de construcción del proyecto de la estación de tren Stuttgart 21, que está muy retrasado. A continuación, parte del aeropuerto de Berlín Brandeburgo en construcción en Schönefeld el año pasado. También muy retrasado, todavía no tiene fecha de apertura. FOTO: THOMAS NIEDERMUELLER / GETTY IMAGES



Se suponía que el programa de fragata F-125 iba a entregar los cuatro barcos militares más grandes de Alemania de la época de posguerra, equipados con un software de vanguardia que permitía una alta operabilidad con una tripulación mínima.

Pero después de que el barco no pudo realizar pruebas en el mar el mes pasado, los oficiales navales se negaron a comisionarlo. La Armada alemana dijo que el sistema informático central de Baden-Württemberg -la pieza central de diseño que le permite navegar con una tripulación menor- no pasó las pruebas necesarias. El Kieler Nachrichten, un diario en el puerto de Kiel de la flota alemana del Báltico, ha reportado problemas con su radar, electrónica y el recubrimiento ignífugo en sus tanques de combustible. También se descubrió que el barco se encontraba bandeado al costado de estribor, una falla que un portavoz del proyecto dice que ha sido corregida. Baden-Württemberg está listo para regresar a puerto la próxima semana por un "período prolongado", dijo la marina.

El sistema informático central... no pasó las pruebas necesarias.

Un portavoz de Thyssenkrupp, la empresa líder del proyecto, dijo que aún planeaba entregar el barco este año. "La fragata clase 125 es una nave sofisticada técnicamente de nuevo diseño con nuevos desarrollos altamente complejos, incluidas nuevas tecnologías", dijo el portavoz. "Los retrasos nunca pueden ser completamente descartados".

Un portavoz de la oficina de adquisiciones militares dijo que estaba imponiendo multas financieras a Thyssenkrupp por entrega tardía, pero se negó a proporcionar más detalles.

Sin embargo, incluso si el barco puede ser reparado, algunos expertos navales temen que luchen por defenderse contra los grupos terroristas que cuentan con misiles antibuque. Y frente a una acumulación naval rusa en el Mar Báltico, carece del sonar y los tubos de torpedos de su predecesor, lo que lo convierte en un blanco para los submarinos.

Esas fallas, dicen, son el resultado de que los altos mandos militares de Alemania nunca se conformaron con un informe definido para el buque.

Cuando comenzó la planificación en 2003, el personal naval quería un equipo multiusos que pudiera enredarse con los destructores rusos en el Báltico y servir como base para misiones humanitarias en aguas tropicales. Luego, en 2005, decidieron que la nave no necesitaba todo el armamento pesado de su predecesor y deberían centrarse más en atacar a los enemigos en tierra, incluso transportando marinos al combate. Dada la posición agresiva de Rusia en el Mar Báltico, los expertos navales dicen que ahora parece haber sido un error de cálculo. El gran peso de la nave -ya casi el doble que el modelo de fragata que está reemplazando- hace que agregar nuevas armas sea muy difícil.

"Estos problemas provienen de que Alemania no tiene una visión estratégica para sus fuerzas armadas", dijo Ronja Kempin, experta de la industria de defensa en el Instituto Alemán de Asuntos Internacionales y de Seguridad en Berlín.


El submarino nuclear ruso de la clase 'Thyphoon' Dmitrij Donskoj surcando las aguas danesas en julio en su camino a través del Mar Báltico hacia San Petersburgo. FOTO: SARAH CHRISTINE NOERGFAARD / SCANPIX DINAMARCA / EPA

Los expertos en defensa dicen que el fracaso de la fragata también muestra que la armada, los ingenieros militares alemanes y el organismo gubernamental de defensa y adquisición, después de años sin grandes proyectos para gestionar, han perdido la experiencia necesaria para llevarlos a buen término.

"Demasiado complicado, demasiado ambicioso, mal administrado". Marcel Dickow, un experto en adquisición de armas en el Instituto Alemán de Asuntos Internacionales y de Seguridad en Berlín, dijo sobre la fragata. "Arrojaron dinero al proyecto sin pensarlo bien".

El portavoz de la oficina de adquisiciones militares de Alemania dijo que si bien el proyecto del barco suponía un "desafío enorme" para los contratistas, sus especificaciones de diseño eran "inequívocas y precisas". Añadió que los contratistas tienen que resolver problemas pendientes con el buque. "El [ejército alemán] no asumirá el control del barco hasta que todos los ensayos de aceptación se hayan completado con éxito", dijo.

El gasto militar alemán está aumentando rápidamente para cumplir con el compromiso acordado de la Organización del Tratado del Atlántico del Norte del 2% del producto interno bruto. El presupuesto de defensa aumentará a € 38.5 mil millones en 2018 de € 37 mil millones en 2017 y € 35.1 mil millones en 2016.

"Hay toda una generación de ingenieros alemanes que no han trabajado en un proyecto de defensa importante. No es que hayan perdido esta habilidad; nunca lo aprendieron '.
-Christian Mölling, Consejo Alemán de Relaciones Exteriores

Pero este crecimiento se produce después de años de desgaste fiscal que han degradado la capacidad del gobierno para administrar ambiciosos proyectos militares. Y aunque firmas alemanas como Heckler & Koch AG y Rheinmetall son líderes en el mercado de rifles, tanques y obuses, la competencia en sistemas más grandes y complejos se ha erosionado durante los años de escasez.

"Hay toda una generación de ingenieros alemanes que no han trabajado en un gran proyecto de defensa", dijo el Sr. Mölling, el experto en defensa. "No es que hayan perdido esta habilidad; nunca lo aprendieron ".

Los graduados de ingeniería rechazan a los fabricantes de armas a favor de empleadores "más atractivos" como el conglomerado Siemens AG o el fabricante de automóviles BMW AG, que ofrecen mejores salarios y perspectivas de carrera, según el Sr. Mölling.

Del mismo modo, las empresas de defensa no han logrado atraer a los graduados necesarios para desarrollar sistemas nuevos y sofisticados que se centren cada vez más en el software, dijo Sandro Gaycken, director de la Escuela Europea de Gestión y Tecnología en Berlín.

Berlín podría haber comprado buques de guerra de los astilleros de EE. UU., Reino Unido o Francia, pero el gobierno eligió a los postores alemanes para mantener el empleo en los astilleros alemanes, según la experta en defensa Kempin.

El ingeniero naval Lothar Dannenberg, basado en Kiel, quien no participó directamente en el proyecto de fragata, culpó de sus fallas en gran medida a lo que dijo que era la incompetencia de la oficina de adquisiciones. "Nos dejaron pasmados sacudiendo la cabeza", dijo.


Nota del administrador: Noten la duplicación del desplazamiento del F-125 respecto del F-122, la reducción de la tripulación a la mitad pero perdiendo toda capacidad de defensa aérea a media distancia y torpedos. ¿En qué estaban pensando si tienen a Rusia enfrente?

sábado, 13 de enero de 2018

OPV: clase Commandante (Italia)

Fincantieri clase Commandante
Un serio candidato a buque patrulla oceánica de Brasil
 



DESCRIPCIÓN 
En la Marina de Brasil, planea volver a colocar acuerdo con más elementos que sólo los submarinos y fragatas. Con la reciente aproximación del gobierno brasileño a la industria naval italiana, con una fuerte evidencia de que la modernización de la flota de la Marina de Brasil se haga con tecnología italiana, uno de los elementos de la propuesta de Italia me llamó la atención. La nave de patrulla océanica clase Commandante. Este pequeño barco era desconocido para mí y me interesé en investigar más sobre él con el fin de escribir un artículo informando a sus características. Los datos solicitados son relativamente difíciles de encontrar, e incluso información de la web del fabricante es escasa. Pero me las arreglé para reunir un mínimo de fuentes fiables y desarrollar esta investigación para dar una buena idea acerca de las capacidades de esta nave interesante. 


El moderno diseño del Comandante combina soluciones de sigilo que se encuentran en los últimos diseños de naves. 

Aunque los buques de la clase Commandante es considerado como un patrullero oceánico (NaPaOc) por la Marina de Brasil, la verdad es que la empresa Fincantieri, que diseñó la nave, la Commandante se presenta como una corbeta. La clasificación de esta nave, sin embargo, parece más cercana a cómo la Marina de Brasil lo considera, ya que el armamento es bastante limitado en comparación con otras naves en la misma categoría. Incluso la corbeta clase Inhaúma, la Marina de Brasil, cuenta con un armamento mucho más pesados, acercándose a la potencia de fuego de una fragata. 


Con un desplazamiento de 1520 toneladas la Commandante tiene un buen alcance para su clase de buque, llegando a 6.500 kilómetros. 

La Commandante está equipado con arma moderno, un cañón de 76 mm Otobreda capaz de acertar en un blanco a 30 km. Esta arma compacta puede disparar una tasa que llega a los 85 disparos por minuto. Esta arma puede mantener una considerable potencia de fuego si se consideran sólo los piratas o los barcos ligeros como adversarios, pero sin duda es un almacenamiento limitado en el caso de una batalla naval contra un buque de guerra "normal". En esta arma, se complementa con dos armas de fuego ligera Otobreda de 25 mm. La Commandante tiene un hangar de helicópteros para operar un NH-90 o un SH-60 Seahawk. 
Ausenten en el Comandante es un armamento de misiles, lo que aumentaría la flexibilidad del empleo, pero para su uso como un barco de de patrulla oceánico, con un armamento ahora aceptable. 

 
El helicóptero NH-90, como la foto de arriba, es operado por la Marina Italiana en sus buques Commandante. En Italia, estos barcos se llaman de clase Cigala Fulgosi. 

El radar principal es un modelo multimodo RAN-30X / I provisto por la empresa Selex un rango de búsqueda aérea de 100 km, según el fabricante. Según el fabricante, sin embargo, este radar puede bloquear un misil enemigo a 25 km. El mismo fabricante proporciona el control de fuego radar de NA-25 que proporciona un control del cañón principal 76 mm. La Commandante tiene un sistema de guerra electrónica que proporciona SLQ-747 jammer (interferencias) y la identificación del radar enemigo. El conjunto se completa con un sistema de guerra electrónica para el lanzamiento de cebos chaffs (usado contra misiles guiados por radar). 

 
El radar de Selex RAN-30X / I del sensor es la búsqueda principal de Comandante. Se trata de un radar moderno multimodo capaz de realizar un seguimiento de blancos aéreos y de superficie. 

La propulsión de la clase Commandante consta de dos motores General Motors Trieste Wartsila W 26-18V XIV para producir 13,2 MW. Estos motores trabajan junto con otros tres generadores de electricidad diesel Isotta Fraschini 1712 T2 ME que producen más 900 KW cada una. Esto hace que el Commandate propulsión a una velocidad de 26 nudos (48 km / h). El alcance de este barco es bueno teniendo en cuenta su pequeño tamaño y puede alcanzar 6500 km. 


La marina de guerra brasileña se necesitan muchos buques de patrulla oceánicos con el fin de realizar el mantenimiento de la soberanía brasileña sobre nuestro extenso litoral. 

La Marina de Brasil ha tratado de renovarse a sí misma y la elección de un buque de patrulla oceánica nueva debe recaer sobre la clase Commandante, gracias a un acuerdo con el gobierno italiano para que la versión italiana de fragatas FREMM para nuestra marina de guerra, junto con los buques de patrulla oceánica de la clase Commandante. Los requisitos dentro de la Armada y el enorme tamaño de la zona a patrullar, esta clase de buque y satisface las necesidades de la Armada. Sin embargo, vale la pena considerar que en una fuerza armada siempre limitados recursos, sería conveniente que cada una de sus instalaciones podrían ser utilizados en misiones diferentes, multiplicando la capacidad operativa de la Armada, pero la elección final de esta clase se traducirá en una embarcación relativamente especializado, sin capaz de participar en misiones contra buques de guerra de lo normal 

 
Esta foto se puede observar que este hangar en los dos primeros barcos de la clase de comandante no está presente. El segundo orden de los dos buques se había retirado de su hangar. 

TIPO 
Tipo: Corbeta / barco patrulla oceánica. 
Tripulación: 70 tripulantes. 
Fecha de puesta en servicio: 2002. 
Desplazamiento: 1.520 toneladas (a plena carga). 
Longitud: 88,4 metros. 
Manga: 12,2 metros. 
Propulsión: Dos motores General Motors Trieste Wartsila 18V 26 W-XIV, que producen 13,2 MW de potencia. 
Velocidad máxima: 26 nudos (48 km / h). 
Rango: 6500 kilometros 
Sensores: un radar multimodo RAN-30X / I 100 kilómetros de alcance. Un radar de control de tiro NA-25. 
Armamento: Un cañón de 76 mm Otobreda, dos armas de fuego ligeras de 25 mm Otobreda. 
Aeronaves: Un helicóptero medio NH-90 o SH-60 Seahawk 

Campo de Batalha Naval (link roto)

viernes, 12 de enero de 2018

ARA San Juan: USA sigue insistiendo que implosionó y no sobrevivió nadie

Desde EE.UU. afirman que el ARA San Juan implosionó en 40 milisegundos

La Oficina de Inteligencia Naval de ese país sostiene que por tal motivo, los 44 tripulantes del submarino "murieron instantáneamente". Qué dijo la Armada Argentina sobre esta versión.





La Oficina de Inteligencia Naval de Estados Unidos realizó un informe en el que sostiene que el submarino ARA San Juan, desaparecido desde el pasado 15 de noviembre y con 44 tripulantes a bordo, habría sufrido una implosión en 40 milisegundos, y que por tal motivo los marinos murieron instantáneamente. Consultados por Perfil, desde la Armada Argentina indicaron que "no tienen nada para decir" acerca de esta publicación y reiteraron que la información acerca del sumergible continúa por medio del vocero de la fuerza, Enrique Balbi.

A casi dos meses de la desaparición de la nave, aún no se pudo establecer ningún rastro que permita encontrarla. "La señal de sonido detectada el 15 de noviembre de está bien relacionada con la desaparición del sumergible, dice en un informe la Oficina de Inteligencia Naval de los EE. UU. (ONI)", según publica el sitio francés Le Monde.

La entidad, que se basa en los datos recopilados por la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares, afirma que el ruido registrado el 15 de noviembre de 2017 fue producido por la implosión del San Juan a una profundidad unos 400 metros, motivo por el cual se liberó energía equivalente a la producida por una explosión de casi seis toneladas de TNT.

En el texto prosiguen con la descripción de esta nueva hipótesis, y agregan que  l casco del sumergible, debido a la presión a esta profundidad, se pulverizó por completo en "40 milisegundos" y se hundió "verticalmente" a una velocidad de 10 a 13 nudos.

Por tal motivo, para la oficina estadounidense es "imposible" que los 44 marineros argentinos a bordo hayan estado al tanto del hecho. "No sufrieron, no se ahogaron. Su muerte fue instantánea ", sostienen.

Ante esta versión, Perfil se comunicó este viernes con la Armada Argentina, quienes indicaron: "Nos llegó la información por redes sociales pero nuestro no es, por lo que nos seguimos manejando de la misma manera; el capitán Enrique Balbi que es la voz oficial como vocero de la Armada y, las gacetillas de prensa que salen después del mediodía. Al respecto de la publicación no tenemos nada que decir porque la verdad es que la vimos en las redes sociales, nos llegó hace un rato".

Por otra parte, En el medio de esta crisis, varias teorías fueron presentadas por el vocero de la Armada Argentina, capitán de navío Balbi, indicando una vasta cantidad de posibilidades y manteniendo la esperanza de que pudiesen existir algunas chances de rescatar a los tripulantes y recuperar el navío. Esta línea de pensamiento fue mantenida inclusive varios días después que las reservas de oxigeno del submarino, si existiesen, deberían haber sido consumidas totalmente. Después de varios días de mantener esa línea, la Armada finalmente aceptó que la nave se había perdido con todos sus tripulantes.
Mientras revisaba varios foros especializados donde se mantenían discusiones sobre los posibles escenarios que podrían haber llevado al final del ARA San Juan, me topé con un análisis muy detallado, firmado por Bruce Rule, con información muy precisa acerca de la ubicación del incidente, la profundidad a la que el submarino colapso (implosiono), presión del mar, frecuencia, energía y una vasta cantidad de información que era muy difícil de ignorar. Debido a que el análisis estaba copiado de otra fuente, no podía determinar su origen, comencé una búsqueda para contactar al analista (cuyo nombre yo ya había escuchado pues él publicó evaluaciones técnicas sobre la perdida de los submarinos norteamericanos USS Tresher y USS Scorpion). Personalmente, antes de publicar algo sobre el análisis, debía confirmar si él había sido el autor y de serlo, por que la Armada Argentina no había mencionado nada sobre sus conclusiones.
Luego de buscar durante días y molestar bastante a Lownie, webmaster del sitio web perteneciente al IUSSCAA (Integrated Undersea Surveillance System–Ceasar Alumni Association), el aceptó proveerme el email directo de Bruce Rule, por lo que estoy muy agradecido por su apoyo y espero que algún día perdone mi insistencia.
Mediante esa forma de contacto, le envié directamente un email a Bruce Rule, primero para confirmar la autenticidad del análisis y además para ver si existía más información que pudiese aportar. La respuesta fue casi inmediata y Bruce Rule confirmo la autoría del escrito como así también ofreció su invalorable colaboración para este artículo.
Luego del primer contacto, Bruce Rule proporciono a Infodefensa.com con una versión actualizada del análisis original que provee luz a la cadena de eventos que podrían haber causado la perdida del submarino. El reporte, basado en la revisión analítica de los datos provistos por el CTBTO en referencia a la señal acústica detectada el 15 de noviembre de 2017, dice literalmente que se ha establecido que el evento se originó en las proximidades de las coordenadas 46-10S, 59-42W a las 13:58Z (GMT) horas y fue producido por la implosión del casco presurizado del ARA San Juan a una profundidad de 1536 pies (468m). La presión del mar a la profundidad de colapso era de 684 PSI y la frecuencia de la señal del evento de colapso (bubble-pulse) ha sido revisada del valor original de 4.4Hz a 4.68Hz. Sobre esto es importante mencionar que la implosión de cualquier casco presurizado provee una firma acústica muy precisa, denominada “bubble-pulse” y esta puede ser identificada por analistas entrenados. Este elemento en particular me llama poderosamente la atención cuando uno analiza como la Armada Argentina manejo sus comunicaciones. Una vez que el reporte de la CTBTO les fue enviado (sumado a uno similar que presento la US Navy anteriormente) si Argentina no tenia la capacidad de procesarlo en profundidad, el informe debería haber sido enviado a otras agencias para que preparan un reporte. Sin embargo, el capitán de navío Balbi, menciono que el reporte que recibieron de la CTBTO era consistente con una explosión, pero rápidamente corrigió que bajo el agua las “explosiones son implosiones”. Esta afirmación es cuestionable y probablemente fue una trampa de su cerebro pues el probablemente sabia que el submarino había implosionado, pero solamente debía comunicar que el reporte mencionaba una explosión.
Si la implosión se confirmaba, la suerte de todos los tripulantes habría sido confirmada, pero todo aparente que la Armada en ese momento solo quería continuar la búsqueda del submarino y mantener alguna esperanza a los familiares.
Volviendo al reporte de Rule, confirma que la energía generada por la implosión fue igual a la explosión de 11.476 libras de TNT (unas cinco toneladas) y fue producida por la casi instantánea conversión de energía potencial (presión del mar) a energía cinética creada por la fuerza del agua de mar a una velocidad de 2000 millas por hora (894 metros por segundo) y literalmente clarifica: “esa energía no fue producida por un evento explosivo”. Con esta descripción podemos nuevamente comparar el reporte de Bruce Rule con las distintas versiones del  vocero de la Armada Argentina que continuo definiendo el evento como “consistente con  una explosión” y a eso se suman las declaraciones del Secretario Ejecutivo de la CTBTO, Lassina Zerbo, que se presento a la prensa para brindar una versión totalmente diferente del evento acústico señalando que fue algo pequeño y que era probablemente el submarino moviéndose o una pequeña explosión en sus motores. Estas declaraciones crearon aún más confusión pues ahora la cabeza de la organización que presento una prueba clave para conocer la suerte del submarino estaba contradiciendo su propio reporte y disminuyendo su importancia. Afortunadamente para la investigación, el Sr. Zerbo no ‘coopero’ mas con ella y sus comentarios fueron desestimados.
Continuando con el análisis provisto por el Sr. Rule, el confirma que, si alguno de los miembros de la tripulación estuviese vivo o funcional al momento del colapso, su muerte habría sido totalmente instantánea y que no se ahogaron o sufrieron dolor. El evento ocurrió en apenas 40 milisegundos, la mitad de tiempo de lo que el sistema cognitivo humano necesita para reconocerlo. La totalidad del casco presurizado fue destruido y se hundió verticalmente a una velocidad de entre 10 a 13 nudos. El evento secundario de impactar el fondo marino no habría producido una señal acústica lo suficientemente fuerte para ser detectada a largas distancias.
¿Ahora bien, luego de leer la primera parte del reporte, la vasta cantidad de información precisa no deja ninguna duda sobre lo que le sucedió al ARA San Juan excepto una, por qué?
Del intercambio de emails con Bruce Rule y luego de leer la segunda parte de su análisis, se puede especular sobre algunas causas probables que podrían haber comenzado la cadena de eventos que terminaron con la perdida del bote. Primero el análisis trae a la mesa el reporte del Sr. Rule sobre las causas probables de la perdida del USS Scorpion, un submarino nuclear norteamericano que se hundió en 1968. Esa tragedia fue causada por hidrogeno generado por la el tanque principal de baterías que exploto dentro del submarino matando o incapacitando a la tripulación con una sobrepresión en el banco de baterías entre siete a diez veces superior de lo que puede resistir un ser humano. El casco resistió la explosión sin fisuras, pero al perder la energía y sin tripulantes capaces de operar la nave, esta se hundió lentamente hasta que implosionó a una profundidad similar a la del ARA San Juan, 1530 pies. Ahora en el caso del USS Scorpion, Bruce Rule aclara que la explosión interna fue detectada a 821 millas náuticas del suceso, por lo que, si lo mismo hubiese sucedido al ARA San Juan, el evento probablemente podría no haber sido registrado por los hidrófonos de la CTBTO ubicados a 2300 millas náuticas del suceso. La única forma de confirmar si una explosión interna no detectada por los hidrófonos fue la causante de la perdida del submarino, seria ubicar el pecio y realizar un estudio profundo de sus restos incluyendo análisis microscópico, espectográfico y difracción de rayos X como fue realizado con el USS Scorpion.
La segunda posibilidad seria que el agua de mar que ingreso por el snorkel y entro en contacto con uno de los bancos de baterías no haya generado una explosión, pero si gases que podrían haber incapacitado a la tripulación.
Lamentablemente, cualquiera de las dos opciones tienen el mismo final, la tripulación falleció o  fue incapacitada por un evento mayor y extremadamente rápido, producido por agua de mar ingresando por el snorkel del submarino y que entro en contacto con sus baterías, lo que dejó a la nave inoperable o sin nadie capaz de hacerlo, lo que explicaría (la velocidad y magnitud del evento) la inexistencia de procedimientos de emergencia para prevenir el aumento en la profundidad o por lo menos el lanzamiento de las boyas de emergencia. Este evento tiene que haber sido de tal magnitud que, aunque existen boyas de emergencia en ambos extremos del buque, nadie fue capaz de lanzarlas, por lo que la tripulación completa tiene que haber quedado inconsciente o fallecido en forma casi instantánea.

*Rule fue al analista líder de la Oficina de Inteligencia Naval de la US Navy por 42 años y es el autor (sin aceptar sus royalties) de los análisis técnicos sobre la perdida de los submarinos nucleares USS Tresher y Scorpion.  
*Rule también desea dar créditos, en forma anónima, a un consejero en análisis e ingeniería que proveyó datos críticos para el análisis sobre la pérdida del ARA San Juan especialmente en el cálculo de la profundidad de colapso y los valores de energía generada por el evento.

jueves, 11 de enero de 2018

Roma: Buscan barco quilombero de Calígula

Italia busca el barco de las orgías de Calígula

La búsqueda de la tercera nave de Calígula reaviva la fascinación que siguen despertando los gobernantes más crueles y extravagantes

DANIEL VERDÚ - El País




Ilustración del siglo XVIII de una nave como las que utilizaba Calígula. CORBIS / HULTON

La leyenda toma cuerpo científico y en Nemi se frotan las manos. La pequeña localidad, a 33 kilómetros al sureste de Roma, rastrea el fondo de su lago en busca de la tercera gran nave de Calígula. Dos de aquellas villas flotantes, que el emperador mandó construir multiplicando su fama de excesivo, ya fueron recuperadas por Mussolini entre 1928 y 1932, expuestas en un museo junto al lago y quemadas la noche del 31 de mayo de 1944 en la huida alemana ante el avance aliado sobre Roma. Sobrevivieron en el incendio pocos trozos de madera, algunas monedas y el voluntarista deseo de que no fueran los únicos barcos. Ahora, la posibilidad de encontrar un tercero, como apuntaban ya documentos del siglo XV, devuelve vigor a la fascinación por un emperador que gobernó cuatro años y que las crónicas convirtieron en 1.400 días de terror.

Nemi y sus naves fueron el prototipo romano de fiesta veraniega flotante: sexo, alcohol y horario ilimitado. Pero más allá de la hipérbole y las anécdotas de la microhistoria que confirman nuestra predilección por el relato de los gobernantes canallas, lo que se conservó 2.000 años bajo el agua dulce del lago fue también la caja negra de una de las etapas más turbulentas del imperio. De modo que, tras cuatro siglos de estériles inmersiones para recuperarlas, Mussolini contrató a una empresa milanesa que vació el lago con una prodigiosa bomba hidráulica. Unos 40 millones de metros cúbicos de agua fueron canalizados hasta el mar a través de viejos acueductos romanos y bajo el lodo, poco a poco, aparecieron los dos barcos: el primero medía 71 metros, y el segundo, 75. Palacios flotantes con estancias de mármol, esculturas y avances tecnológicos como conducciones de plomo para que el agua caliente regase las juergas. Todo un símbolo de la desmesura que rigió la vida de Calígula.

Pero los mismos excesos, de algún modo, le condujeron a la muerte. El 24 de enero del año 41 decidió ir a darse un baño para aliviar una molesta resaca. Los arrebatos paranoicos no le impidieron aquel día adentrarse en un callejón del palacio en Roma, donde fue acuchillado por un grupo de centuriones que ejercieron como mensajeros. Tenía 28 años y solo había gobernado cuatro cuando le mandaron al otro barrio. Su corto mandato, como le sucedió a Nerón por distintos motivos, se convirtió en la imagen de la corrupción y la perversión del poder absoluto en Roma. El único inconveniente es que ese retrato se construyó sobre la resbaladiza damnatio memoriae, la página en blanco de la historia surgida al borrar todos los registros oficiales de sus obras. Incluidas las naves de Nemi, hundidas por sus sucesores.

El inquietante relato oficial de Calígula —en realidad, Cayo Julio César Augusto Germánico— habla de un hombre que amagó con nombrar cónsul a su caballo, que prostituía a sus hermanas, abusaba de su poder sistemáticamente y violaba a las esposas de sus súbditos como pasatiempo. Sin embargo, su representación tiene que ver también con la coartada moral que edificaron sus autores para sacárselo de encima, como defiende la historiadora y premio Princesa de Asturias 2016 Mary Beard: “Gran parte de la historia fue exagerada o inventada después de su muerte para justificar el asesinato. Eso no significa que piense que Calígula fue un buen emperador, de hecho, ahora es casi imposible diferenciar el hecho de la ficción. Aunque estoy bastante segura de que no era exactamente como se le pinta”.

Esos barcos fueron el prototipo de fiesta: sexo, alcohol y horario ilimitado. Son la ‘caja negra’ de una de las etapas más turbulentas del imperio

Las mejores crónicas se escriben a la contra. Sucede todavía con algunos presidentes, cuya excentricidad y tendencia al caos son la receta perfecta para cultivar visitas en cualquier medio de comunicación online. Calígulas contemporáneos, suele bromear Tom Holland, autor de Dinastía (Ático Historia). Los excesos como magnate de Donald Trump, su torre y sus barcos, sus comentarios sobre las mujeres, la errática toma de decisiones como presidente, la aversión por los impuestos, sus provocaciones en Twitter o la afición por nombrar y decapitar asesores conforman una irresistible invitación a los parecidos razonables. “Calígula nos fascina 2.000 años después porque todavía sirve como arquetipo de los caprichos de crueldad del poder absoluto”, señala Holland.

Pero la verdadera génesis del mal quizá tenía que ver en el caso de Calígula con los problemas sucesorios y la falta de una lógica clara que ordenase ese proceso sin conspiraciones ni violencia. En los primeros 100 años de imperio, como recuerda Beard, la muerte de los emperadores estuvo rodeada de ese tipo de mecanismos y sospechas. Su asesinato podría atribuirse a grupos de poder que no querían que Roma fuera más tiempo una autocracia dinástica. La resistencia de cierto establishment acentuó esa sensación de acorralamiento y su obsesión por la seguridad. Pero que uno sea paranoico no quiere decir que no le persigan.


Retrato del emperador Calígula.  GETTY

Más allá del mito, Calígula es hoy una oportunidad comercial para Nemi. Un lugar de apenas 2.000 habitantes que atrajo a artistas como Goethe, Byron, Stendhal o Turner y que, quizá, se conformaría hoy con la fama de sus deliciosas fresas de bosque. De momento, el indestructible magnetismo del emperador permanece en los imanes con su rostro y en los souvenirs de la tienda de Santino Lenzi, un artesano que peina sus canas como un auténtico romano a la espera de noticias. En septiembre se conocerán los resultados de las sondas que han rastreado el fondo del lago. Las primeras informaciones dejan entrever más ganas que indicios. Pero hasta entonces, como celebra el alcalde del pueblo, Alberto Bertucci, todos han vuelto a mirar hacia Nemi en busca de respuestas.