jueves, 24 de mayo de 2018

Vietnam: Doctrina de guerra popular contra la AELP con pesqueros, SSk y baterías costeras

El plan de Vietnam para contrarrestar a China está en una 'guerra popular' en el mar

Las tácticas asimétricas involucran barcos de pesca y submarinos

Robert Beckhusen | War is Boring



Un barco de pesca vietnamita. 

Vietnam tiene motivos para preocuparse por China, particularmente la creciente presencia de China en el Mar del Sur de China con bases aéreas en islas artificiales y una enorme milicia marítima compuesta por barcos de pesca, con tripulaciones que responden directamente al Ejército de Liberación Popular.

Vietnam tiene sus propios reclamos en la región, y las recientes patrullas navales y el aterrizaje de un bombardero H-K chino en las islas Paracel - una primera - han representado una violación de la soberanía de Vietnam, declaró el 21 de mayo el Ministerio de Asuntos Exteriores de Vietnam.

Lo que no está tan claro es cómo respondería Vietnam si las tensiones con China llegaran alguna vez a convertirse en un conflicto armado. El escenario no está fuera de alcance. La guerra única de China desde la Guerra de Corea fue con Vietnam en 1979. En 1988, las tropas chinas y los disparos navales mataron a 64 soldados vietnamitas en el arrecife Johnson South. Y durante los últimos años, Vietnam ha reforzado pacientemente sus fuerzas armadas con la ayuda de un socio de mucho tiempo, Rusia, claramente en respuesta a las maniobras de China en el mar.

La doctrina militar de Vietnam también está estrechamente vigilada, según un artículo reciente del analista de defensa Derek Grossman de RAND Corporation, un instituto de investigación con estrechos vínculos con la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Pero hay algunos atributos clave de la estrategia de Vietnam que nos dicen cómo es probable que se enfrente a China en el mar, y esos se remontan a las guerras que Vietnam peleó y ganó en el pasado.


Arriba: un submarino ruso de la clase 'Kilo' del tipo que usa Vietnam. 

'Guerra popular'

Un concepto importante en la lucha de guerra vietnamita es la "guerra popular".

"¿Cómo pudo la nación vietnamita derrotar a una potencia imperialista como Francia respaldada por Estados Unidos?", Escribió el legendario general vietnamita Vo Nguyen Giap en People's War, People's Army, un libro de teoría militar de 1961. "Cuando la Guerra de Resistencia se extendió a todo el país, el Partido Comunista de Indochina enfatizó en sus instrucciones que nuestra Guerra de Resistencia debe ser obra de todo el pueblo. Ahí radica la clave de la victoria ".

Esto es algo diferente de la "guerra total", que a menudo implica un conjunto indiscriminado de objetivos para la acción militar. La "guerra popular" se refiere a las características sociales de una lucha armada emprendida por "masas", por ejemplo, a nivel local en la forma de una aldea armada durante la Guerra de Vietnam.

El concepto no se traduce fácilmente al mar. Pero según Grossman, Vietnam ha implementado la doctrina de la "guerra popular" al menos en parte, principalmente a través de la creación de una milicia marítima vietnamita llamada Vietnam Fisheries Surveillance Force o VFSF, reflejando la versión china.

Un impulso importante para el VFSF data de 2014, cuando las naves vietnamitas y chinas chocaron contra el Hai Yang Shi You 981, una plataforma petrolífera china en las Paracelso. Durante el enfrentamiento sobre la plataforma petrolera, que Vietnam vio como intrusión en su territorio, los barcos pesqueros chinos intimidaron a los barcos vietnamitas enviados a responder, embistiéndolos y rociándolos con cañones de agua.

El VFSF ahora está aquí en parte para intimidar a China de regreso, así como para desarrollar una red de espías marítimos. "Esta milicia de pesca ahora cuenta con 8,000 barcos y trabaja en estrecha colaboración con VPN, VCG, fronteras, guardias y pescadores para monitorear e informar violaciones de soberanía", escribe Grossman, utilizando los acrónimos del Ejército Popular vietnamita (que incluye las fuerzas navales) y el Guardacostas.

En segundo lugar, una doctrina de guerra popular también pretende ser asimétrica, es decir, tratar de vencer a un oponente más fuerte jugando con un conjunto diferente de reglas. Durante la Guerra de Vietnam, el comunista Viet Cong, apoyado por el ejército norvietnamita, libró una campaña guerrillera que derrotó políticamente a los Estados Unidos tecnológicamente superiores. En el mar, Vietnam tendrá que luchar contra una China numérica y tecnológicamente más fuerte.

"Hoy, los líderes vietnamitas esperan continuar utilizando tácticas asimétricas, aunque esta vez, las operaciones militares se llevarán a cabo en el aire y en el mar para competir con China en el Mar del Sur de China", agrega Grossman. "De hecho, un interlocutor nos dijo que Vietnam se estaba preparando para la 'guerra popular en el mar'".



En resumen, Vietnam se está preparando para hacer a China lo que China se está preparando para hacer con los Estados Unidos: luchar a distancia con misiles terrestres, infligir pérdidas con submarinos e impedir que las naves enemigas se acerquen demasiado.

En 2011, Vietnam compró dos sistemas de misiles de defensa costera K-300P Bastion-P, que pueden lanzar misiles crucero antibuque P-800 Oniks a 350 kilómetros a velocidades supersónicas; alcanzando las profundidades del Mar del Sur de China y cubriendo las Paracels. Y en 2017, el sexto y último submarino de ataque clase Kilo vietnamita llegó de Rusia, parte de un acuerdo de $ 1.8 mil millones asegurado hace una década.

Vietnam también está armando sus submarinos con misiles de crucero Klub de ataque terrestre de fabricación rusa, porque una parte clave de una estrategia asimétrica es atacar las bases enemigas, como aeródromos y puertos, evitando una batalla de uno contra uno en el mar. Y el objetivo de todo este hardware, junto con la expansión de la milicia marítima vietnamita, es la disuasión, para indicarle a China que presionar a Vietnam tiene sus riesgos. Y con suerte, ese proceso crea una disuasión, lo que hace que la guerra sea menos probable.

miércoles, 23 de mayo de 2018

Genocidio armenio: El buque mercante Tokei Maru arroja su carga para salvar civiles

Tokei Maru, el barco japonés que arrojó su carga para rescatar a los refugiados de Esmirna durante el genocidio de 1922

Jorge Álvarez | La Brújula Verde


El Tokei Maru embarcando refugiados/Imagen: Geocities


Que un buque mercante arroje su carga por la borda para dar cabida a bordo a gente perseguida en serio riesgo de ser asesinada es algo que debería haber hecho pasar a la Historia a sus tripulantes y capitán. Con letras de oro, además. Sin embargo, esa acción, que fue real y tuvo lugar en el puerto de Esmirna en 1922, cayó en el olvido, quizá porque el navío no enarbolaba la bandera de un país occidental. No se supo su nombre hasta que las investigaciones al respecto realizadas por periodistas y escritores tuvieron éxito: el japonés Tokei Maru.

El 24 de abril de 1915, en plena Primera Guerra Mundial, los otomanos dieron inicio a una campaña de detenciones de ciudadanos armenios en Estambul que, poco a poco, engrosó una contundente lista de cientos de nombres y desembocó en la persecución y deportación contra toda esa comunidad. El conflicto entre ambas partes venía de antiguo, ya que en la segunda mitad del siglo XIX se difundió entre los armenios un fuerte espíritu nacionalista que aspiraba a crear su propio estado, algo que el Imperio Otomano no estaba dispuesto a permitir después de las pérdidas territoriales sufridas con la independencia de Rumanía, Serbia y Montenegro.


Composición étnica del Imperio Otomano en la primera década del siglo XX/Imagen: dominio público en Wikimedia Commons

Fruto de esa situación fueron las llamadas Masacres hamidianas (por su impulsor, el sultán Abdul Hamid II), que provocaron cientos de miles de muertos entre los armenios. La infamia se repitió en 1909 con la Masacre de Adana, durante la que perecieron casi tres decenas de miles más a pesar de que para entonces se había producido el derrocamiento del que se conoció como Sultán Rojo (en alusión a la sangre derramada) y eran los Jóvenes Turcos, nacionalistas y reformistas, los que habían tomado el poder.

En 1914 el presidente otomano Enver Pachá hizo entrar a su país en la contienda mundial al lado de las Potencias Centrales. Aunque al principio manifestó su apoyo a los armenios integrados en el ejército, la participación de esta comunidad en disturbios con los musulmanes en las ciudades interiores de Kars y Van, provocando la grave derrota de Sarikamis ante los rusos, se interpretó como una rebelión, decidiendo al gobierno a decretar una deportación masiva de armenios a la parte suroeste de Anatolia.


Ilustración propagandística rusa de la batalla de Sarikamis/Imagen: Alchetron

Esos traslados empezaron el 24 de abril de 1915 y, a lo largo de varios años hasta 1923, en que se proclamó la nueva República de Turquía, supusieron la expulsión de sus hogares de una cantidad indeterminada de personas, la mitad de las cuales falleció por el camino entre las penosas condiciones en que tuvieron que hacerlo, cuando no de matanzas deliberadas. Las cifras de muertos, como casi siempre, son polémicas según las fuentes que se utilicen: las turcas, que siempre han negado la consideración de genocidio a este capítulo por no ser intencionado ni fruto de una planificación para ello, calculan entre doscientas y seiscientas mil; otras amplían el número hasta el millón y medio.

Ése fue el contexto en que sucedieron los hechos de Esmirna, ciudad ocupada por Grecia en 1919 y donde la población turca bullía de nacionalismo. Cuando las tropas turcas tomaron la ciudad el 9 de septiembre de 1922 e iniciaron una matanza de armenios y griegos, decenas de miles de éstos se agolparon en el puerto buscando la forma de embarcar y poner a salvo sus vidas, amenazadas además por un incendio iniciado en el barrio armenio que duraría cuatro días y, a la postre, arrasaría toda la urbe.


Esmirna en llamas/Foto: dominio público en Wikimedia Commons

Aquellos desgraciados morían aplastados en avalanchas o ahogados al arrojarse al mar intentando alcanzar alguno de los aproximadamente veinte barcos que estaban fondeados. Entre ellos figuraban dos vapores franceses, dos italianos y uno estadounidense cuyos tripulantes contemplaban atónitos el dantesco espectáculo sin saber muy bien qué hacer. Estaban allí para rescatar a los refugiados pero sólo el norteamericano los acogía sin exigirles documentos; los otros únicamente aceptaban a quienes tuvieran pasaporte.

Fue entonces cuando el capitán del Tokei Maru, un mercante japonés de cuatro mil toneladas que acababa de atracar con un valioso cargamento de sedas y porcelana en su ruta desde El Pireo a Alejandría con escalas en Heraclión y Creta, tomó conciencia de la gravedad de la situación y dio la orden insólita de arrojar la mercancía por la borda. Un dineral acabó en el fondo de las turbias aguas portuarias pero así quedó espacio suficiente en el buque para albergar a cientos de refugiados que, de esta manera, se salvaron. El Tokei Maru atravesó luego el Mediterráneo oriental y los dejó en el puerto ateniense de El Pireo. Fueron ochocientos veintitrés afortunados.


El Tokei Maru en una foto muy posterior/Imagen: Harry McDonald en Oil-Electric

La acción del barco nipón resulta especialmente noble si se tiene en cuenta que fue necesario resistir las presiones de los turcos, que despacharon varios botes con soldados hacia la nave exigiendo la entrega de aquella gente. El capitán se negó y advirtió de que cualquier acto de fuerza lo consideraría un ataque a territorio del Japón -como así era legalmente- y avisaría al Alto comisionado de su país en Estambul para que efectuara la correspondiente protesta ante su gobierno.

La amenaza surtió efecto y los soldados se retiraron sin imaginar que había algo de farol en las palabras del nipón, ya que el funcionario referido era el Conde de Uchida, cuyas simpatías estaban abiertamente con los partidarios de Mustafá Kemal, el hombre fuerte del país. Hubo testigos de la meritoria acción japonesa, como la esposa del profesor Birge, que trabajaba en el Colegio Internacional de Esmirna, además de los testimonios de algunos de los supervivientes, del consulado y el almirantazgo de EEUU, sin contar los artículos de la prensa griega contemporánea de la época.


Página del periódico griego Εμπρός (Empros) aplaudiendo la acción japonesa/Imagen: Greek Reporter

En el verano de 2016 Atenas entregó una placa al embajador de Japón, Masuo Nishibayashi, en agradecimiento a aquel rescate llevado a cabo en Esmirna. Curiosamente, el capitán que lo protagonizó sigue siendo un desconocido y únicamente sabemos, por un periódico griego, que se llamaba Lou.

Fuentes: The memory in a crisis. A japanese ship helping out greek refugees on the quay of Smyrna in 1922 (Nanako Murata-Sawayanagi)/The japanese who helped save armenians and greeks during 1922 genocide (Philip Chrysopoulos en Greek Reporter)/The Tokei Maru, a japanese ship at Smyrna in september 1922 (Stavros T. Stavridis en The National Herald)

martes, 22 de mayo de 2018

Destructor: Clase Arabe (Francia)

Destructor clase Arabe


Los destructores clase Arabe fueron un grupo de doce destructores construidos para la Armada francesa durante la Primera Guerra Mundial. Todos los barcos fueron construidos en Japón, como una versión de exportación de la clase Kaba, y recibieron el nombre de pueblos étnicos individuales (argelinos, senegaleses, etc.) bajo el dominio del Imperio francés en ese momento.




Diseño y descripción 

La Armada francesa ordenó a los barcos de la clase Arabe de Japón, ya que necesitaba desesperadamente destructores adicionales y no había capacidad para construir más en Francia, Gran Bretaña o los Estados Unidos. Tenían una longitud total de 82,26 metros (269 pies 11 pulgadas), una longitud entre las perpendiculares de 79,4 metros (260 pies 6 pulgadas) una viga de 7,33 metros (24 pies 1 pulgada), y un calado de 2,39 metros (7 pies 10 en 2] Los barcos desplazaron 865 toneladas métricas (851 toneladas largas) a carga normal. Estaban propulsados ​​por tres motores verticales de vapor de triple expansión, cada uno accionando un eje de hélice, utilizando vapor provisto por cuatro calderas mixtas de Kampon Yarrow. Los motores fueron diseñados para producir 10,000 caballos de fuerza métricos (7,400 kW, 9,900 shp), que impulsarían los barcos a 29 nudos (54 km / h, 33 mph). Durante sus pruebas en el mar, la clase Arabe alcanzó 29.16-30.44 nudos (54.00-56.37 km / h; 33.56-35.03 mph). Los barcos transportaban 102 toneladas métricas (100 toneladas largas) y 118 toneladas métricas (116 toneladas largas) de combustible que les dio un rango de 2.000 millas náuticas (3.700 km; 2.300 millas) a 12 nudos (22 km / h; 14 mph ). Su tripulación consistía en 5 oficiales y 104 tripulantes.



El armamento principal de las naves de la clase Arabe era una sola escopeta Tipo 41 de 12 centímetros (4.7 pulgadas), montada antes del puente en el castillo de proa. Su armamento secundario consistía en cuatro cañones Type 41 de 76 milímetros (3.0 in) en monturas individuales; dos de estos se colocaron al mismo nivel que el embudo intermedio y los otros estaban en la línea central más atrás. Una de estas últimas armas estaba en una montura de alto ángulo y sirvió como un arma antiaérea. Los barcos llevaban dos monturas gemelas sobre el agua para tubos de torpedos de 450 milímetros (17,7 pulgadas). En 1917-18, se agregó un rack para ocho cargas de 75 kilogramos (165 lb) de profundidad.


Resumen de la clase

Nombre: clase Arabe
Constructores:
Arsenal naval de Yokosuka
Arsenal naval de Kure
Arsenal naval de Sasebo
Arsenal naval de Maizuru
Kawasaki, Kobe
Mitsubishi, Nagasaki
Operadores: Marina francesa
Precedido cerca: Clase de Aventurier
Sucedido por: Enseigne Gabolde
Construido: 1917
En servicio: 1917-36
En comisión: 1917-36
Completado: 12
Desechado: 12

Características generales

Tipo: Destructor
Desplazamiento: 685 t (674 toneladas largas)
Longitud:
82,26 m (269 pies 11 in) (o / a)
79,4 m (260 pies 6 in) (p / p)
Eslora: 7,33 m (24 pies 1 pulg)
Calado: 2.39 m (7 pies 10 in)
Potencia instalada:
10,000 PS (7,400 kW; 9,900 shp)
4 calderas de tubo de agua Kampon
Propulsión: 3 ejes; 3 motores verticales de vapor de triple expansión
Velocidad: 29 nudos (54 km / h; 33 mph)
Alcance: 2,000 nmi (3,700 km; 2,300 mi) a 12 nudos (22 km / h; 14 mph)
Tripulación: 109
Armamento:
1 × cañón individual de 120 mm (4.7 in)
4 × cañones individuales de 76 mm (3.0 in)
Tubos de torpedos 2 × gemelos 450 mm (17.7 in)

Barcos

Algérien: lanzado en 1917, golpeado en 1936.
Annamite: lanzado en 1917, golpeado en 1933.
Arabe: lanzado en 1917, golpeado en 1936.
Bambara: lanzado en 1917, golpeado en 1933.
Hova: lanzado en 1917, golpeado en 1936.
Kabyle: lanzado en 1917, golpeado en 1936.
Marocain: lanzado en 1917, golpeado en 1935.
Sakalave: lanzado en 1917, golpeado en 1936.
Sénégalais: lanzado en 1917, golpeado en 1936.
Somalí: lanzado en 1917, golpeado en 1935.
Tonkinois: lanzado en 1917, golpeado en 1936.
Touareg: lanzado en 1917, golpeado en 1935.


Wikipedia

lunes, 21 de mayo de 2018

Botadura del tercer AWD HMS Sydney

Botadura del tercer Air Warfare Destroyer HMAS Sydney




HMAS Sydney 42, tercer Air Warfare Destroyer 

El lanzamiento de hoy y el nombramiento formal del tercer y último Destructor de Guerra Aérea, Sydney, muestra el éxito del Programa AWD.

El hito marca una mejora de la productividad del 60 por ciento desde el primer barco hasta el tercer buque desde la implementación de la iniciativa de reforma dirigida por el Gobierno.

El Ministro de Industria de Defensa, el diputado Hon Christopher Pyne, dijo que el logro de hoy demuestra la fortaleza de las habilidades de construcción de barcos y de integración de sistemas que ha desarrollado el Programa AWD.

"Hoy celebramos a los trabajadores altamente calificados de ASC, Raytheon Australia, Navantia Australia y Defensa", dijo el Ministro Pyne.

"Es difícil de imaginar hace tan solo diez años que este astillero de Osborne era un sitio abandonado sin infraestructura".



"Desde entonces, más de 5,000 personas han trabajado directamente en el Programa AWD para construir e integrar tres de los buques de guerra más capaces y potentes que jamás haya tenido la Armada".

"Esto está respaldado por los 1.500 proveedores que han apoyado a AWD Alliance en sus esfuerzos por superar los objetivos de capacidad de la industria australiana para el programa en general".

Las lecciones, las habilidades y la experiencia desarrolladas a través del Programa AWD ofrecerán soluciones de bajo riesgo y ahorros de costos reales para los futuros programas navales complejos de Australia.

"La AWD Alliance está en camino de entregar la segunda nave Brisbane a la Commonwealth en los próximos meses, seguida de la entrega de Sydney el próximo año".


MinDef de Australia

domingo, 20 de mayo de 2018

COAN: Serra en el 3-A-151, el primer supersónico naval


Serra en el Grumman F9F-8T Cougar – Mat. 3-A-151 sobrepasa la sonido

Arqueología Aeronáutica (con modificaciones)


30 de marzo de 1962, 56 años hoy. Durante un vuelo de prueba del Grumman F9F-8T “Cougar” 3-A-151 en NAS Norfolk, VA, USA; el Capitán de Corbeta Rafael Serra se convierte el 1er Aviador Naval Argentino en superar la barrera del sonido.

Grumman F9F-8T Cougar – Mat. 3-A-151 – Bahía Blanca



Un F9F-8T en la cubierta del portaaviones USS Saratoga (CVA-60), finales de los años 1950.

Con la incorporación por parte de la USN de aviones con ala en flecha, Grumman temió perder la hegemonía conseguida con el Panther y decidió desarrollar en 1954 el Cougar.



Fue construido en 1957, siendo una versión de entrenamiento con ala en flecha y asientos biplaza en tándem con doble comando, óptimo para la transición de los futuros pilotos de F9F-2 tanto de la USN como del USMC, función que desempeñó hasta bien entrado los años '70.



La Aviación Naval Argentina necesitaba un entrenador a reacción luego de la incorporación del Panther, pero las gestiones nunca se concretaron oficialmente. Sin embargo en 1960, como parte de una confusión en la denominación, se vendieron dos aviones de este modelo al Comando de la Aviación Naval, y como consecuencia de ese “error” no se permitió la venta de repuestos para los mismos.



Fue entregado en la NAVAL AIR STATION NORFOLK (Virginia), donde se cumplieron los vuelos de aceptación. El 30 de marzo de 1961, y como parte de los vuelos de aceptación rompió la barrera del sonido siendo su piloto el Capitán de Corbeta Rafael SERRA. Fue la primera vez que un avión naval lograba esa marca.



El traslado al país fue hecho a bordo del Portaaviones ARA (V1)"INDEPENDENCIA", recientemente adquirido, compartiendo hangar con los S-55 y Tracker, arribando al puerto de Buenos aires el 24 de mayo de 1962.



Asignado a la PRIMERA ESCUADRILLA AERONAVAL DE ATAQUE con la matrícula 3-A-151 y el número de la Dirección de Material (Nº DIMA) 0516.



Debido al bloqueo de las licencias de exportación de repuestos por parte del gobierno de los Estados Unidos de América, volaron muy pocas horas en relación a los años que prestaron servicios. Fueron los primeros aviones de reacción con ala en flecha, capacidad de llevar misiles y reaprovisionamiento en vuelo de la AVIACIÓN  NAVAL.



Fue desactivado el 9 de junio de 1971 por Resolución del 09 de junio de 1971, realizó su último vuelo entre la BASE AERONAVAL COMANDANTE ESPORA y Aeroparque el 9 de junio de 1971 al mando del Teniente de Navío Eduardo ALIMONDA.



Fue colocado como Gate Guardian  en el Edificio Libertad (sede del COMANDO EN JEFE DE LA ARMADA) hasta 1988, en que fue trasladado al MUSEO DE LA AVIACIÓN NAVAL ARGENTINA.



Durante varios años fue exhibido en el parque exterior del museo siendo ubicado sobre el campo de exposición y luego sobre la pista del “portaaviones”.



Actualmente espera restauración en el interior del hangar destinado a tal fin en la Base Aeronaval Comandante Espora, Bahía Blanca.



Su estado general es bueno, pero con importantes detalles de pintura, producto de los años que pasó a la intemperie.



Situación actual a la espera de su repintado.





sábado, 19 de mayo de 2018

Royal Navy: HMS Agincourt es aprobado para producción

HMS Agincourt es el séptimo submarino de clase 'Astute'

Poder Naval


Submarino clase Astute

La confirmación de la construcción del séptimo submarino nuclear de la clase Astute, HMS Agincourt, y una inversión de £ 2,5 mil millones garantizará al menos 8 mil empleos en los sistemas de BAE en Barrow, según el secretario de Defensa del Reino Unido.

El Agincourt tendrá provisión para hasta 38 armas en seis tubos de torpedos de 21 pulgadas. El submarino será capaz de usar misiles de ataque terrestre Tomahawk Block IV con un alcance de 1.000 millas y torpedos pesados ​​Spearfish.

Ayer, en el astillero de BAE Systems en Barrow-in-Furness, en Cumbria, el secretario de Defensa Gavin Williamson dijo:

"Esa inversión de muchos miles de millones de libras en nuestros submarinos nucleares demuestra nuestro compromiso inquebrantable de mantener el Reino Unido seguro y protegido contra la intensificación de amenazas. El Agincourt completará la flota de siete miembros de la Marina Real Británica de submarinos de ataque cazadores-matadores, los más poderosos que ya entraron en el servicio británico, mientras que nuestra disuasión nuclear es la defensa definitiva contra los peligros más extremos que podremos enfrentar.

Las noticias de hoy soportan 8 mil trabajos en submarinos de BAE Systems, además de miles de otros en la cadena de suministros, protegiendo la prosperidad y ofreciendo oportunidades en todo el país.

La confirmación para el séptimo y último buque de la clase Astute fue dada en la Revisión Estratégica de Defensa y Seguridad de octubre de 2010, aunque aún no había pedido.

El 6 de marzo de 2018, Guto Bebb, ministro de Suministros de Defensa, confirmó que el MoD había obtenido la aprobación del Tesoro para firmar un contrato para Astute Boat 7, después de que un documento filtrada sugirió que el submarino podría no ser obtenido como una medida de reducción de costes.

Se entiende ahora que la construcción del séptimo submarino comenzó.


HMS Astute en corte (haga clic en la imagen para ampliarla)

FUENTE: ukdefencejournal.org.uk

viernes, 18 de mayo de 2018

SGM: Graf Zeppelin, el portaaviones que nunca fue

Graf Zeppelin: el gigantesco portaaviones fantasma de Adolf Hitler

El buque fue botado en 1938 y se esperaba que fuera la joya de la flota alemana, pero las urgencias de la guerra y las derrotas hicieron que el proyecto nunca se concretara. Fue hundido en 1947 los soviéticos en el Mar Báltico.
Infobae


El Graf Zeppelin tras ser botado en 1938

La Segunda Guerra Mundial es conocida, en parte, como el conflicto que consolidó el dominio del poder aéreo. La Luftwaffe alemana marcó el camino en los primeros años que luego fue tomado y recorrido hasta niveles insospechados de destrucción por la Real Fuerza Aérea británica y luego la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

El corolario de esta historia podría ser el lanzamiento de la primera bomba atómica sobre Hiroshima, en 1945, realizado por un solitario bombardero cuatrimotor B-29.

En este contexto el poder aéreo también se lanzó a los mares y modificó para siempre el rol y las capacidades de las marinas de todos los países del mundo. Y el símbolo de esto fueron los portaaviones, que aún hoy son una de las plataformas de proyección militar más importantes.

Pero a pesar de sus avances en aeronáutica, motores a reacción y misiles balísticos, la Alemania nazi de Adolf Hitler se quedó muy atrás de los portaaviones que operaron los británicos, los japoneses y los estadounidenses.



El dictador Adolf Hitler, seguido a la derecha por el jefe de la Luftwaffe Hermann Göring, inspeccionan las obras en el portaaviones

Hitler había querido evitar esto con el Graf Zeppelin, el que se habría convertido en su primer portaaviones y orgullo de la flota. Pero el proyecto se dilató y la guerra acabó antes de que pudiera ser completado, sin posibilidad de formar parte de la maquinaria de guerra nazi.

Derruido, ya obsoleto y sin terminar, el buque finalmente fue hundido en 1947 los soviéticos en el Mar Báltico.

La historia comenzó en 1935, cuando se firmó el contrato para su construcción en los astilleros de Deutsche Werke en Kiel. En ese momento la decisión era de avanzada, ya que los portaaviones eran todavía armas experimentales que no habían demostrado su valor.

La Segunda Guerra Mundial cambió todo eso, cuando los escuadrones de aviones embarcados hundieron destructores, acorazados, cruceros y todo barco que se les cruzó, como en las batallas de Pearl Harbor, Midway y Mar del Coral, dando por tierra los pilares de guerra naval que habían quedado fijos durante siglos.


Una ficha esquemática del Graf Zeppelin publicada durante la guerra por la marina de Estados Unidos

La construcción del buque comenzó en 1936 y dos años después fue botado con el nombre de Graf Zeppelin, en honor al empresario alemán que fundó la famosa fábrica de dirigibles.

Cuando la guerra finalmente estalló el Graf Zeppelin estaba terminado en un 85%  y prometía ser el orgullo de la flota alemana. Tenía un impresionante largo de 262,5 metros, un ancho de 31,5 y un calado de 7,6. Su deplazamiento era de 23.200 toneladas (aunque en su versión habría superado las 30.000) y alcanzaba una velocidad de 35 nudos (unos 65 kilómetros por hora).

Su tripulación estaba compuesta por 1.720 marinos y oficiales, además de unos 300 pilotos y demás personal de vuelo.

A bordo podía llevar 20 Messerschmitt BF109T, la versión naval el famoso caza que en ese momento era uno de los más modernos y letales del mundo junto al británico Supermarine Spitftire; 20 bombarderos en picada Junkers Ju87 "Stuka"; y 10 torpederos Fieseler Fi 167.


El Graf Zeppelin pocos meses después del fin de la guerra, en 1945

Pero la guerra cambió las prioridades, y las obras en el Graz Zeppelin se atrasaron para permitir la construcción de otros barcos más urgentes, así como también se utilizaron sus cañones antiaéreos para defender parte del territorio que Alemania comenzaba a conquistar rápidamente.

El ataque japonés en Pearl Harbor en 1941, en el cual una flota de seis portaaviones causó un duro golpe a los acorazados y cruceros de la marina de Estados Unidos, renovó el interés, pero para entonces muchos aspectos del portaaviones debían ser modernizados, como por ejemplo el sistema de radares, sus aeronaves o las armas antiaéreas a bordo.

En 1942, un año después de la pérdida del acorazado Bismarck y tras la derrota estratégica de la flota de superficie alemana, que, sin poder competir con los británicos, cedió el protagonismo a los submarinos, finalmente Hitler ordenó el fin de las obras y el Graf Zeppelin nunca entró en operaciones.

Sobre el final de la guerra la tripulación que custodiaba el buque intentó hundirlo pero los soviéticos lo capturaron y repararon para que pudiera volver a navegar.


El portaaviones en 1947, poco antes de ser hundido por los soviéticos

Tiempo después, en 1947, el Graf Zeppelin fue hundido, como ocurrió con tantos buques alemanes capturados según los acuerdos firmados entre los aliados.

Por muchos años se desconoció el lugar donde esto había ocurrido, y había incluso un rumor de que Josef Stalin, el dictador de la Unión Soviética, había ordenado que lo hundieran en el Mar de China Oriental.

Pero en 2006 un buque explorador petrolero polaco encontró un naufragio de sus mismas dimensiones en el Mar Báltico, a 80 metros de profundidad. Tras una serie de investigaciones, concluyeron con un 99% de seguridad que era el Graz Zeppelin, según reportó en ese momento la BBC.

Sería una tumba lógica, ya que el Mar Báltico está repleto de naufragios provenientes de los últimos 2.000 años de historia europea, y fue además un intenso campo de batalla entre alemanes y rusos durante la guerra.



Como recuerda la revista alemana Der Spiegel, bajo sus aguas pueden encontrarse cocas, rudimentarias embarcaciones del siglo X, y sus tripulantes atrapados dentro; buques de guerra alemanes de la segunda guerra mundial; submarinos soviéticos de la Guerra Fría; pesqueros polacos; e incluso el crucero MS Estonia, hundido en 1994.

El agua fría, a una temperatura de cuatro grados, y su famosa tranquilidad ha permitido que los buques se conserven relativamente bien y la zona es un destino típico de buceadores.

Allí reposa ahora el Graf Zeppelin, otro más de los delirios inconclusos del dictador que arrastró al mundo a la guerra más destructiva de la historia.

jueves, 17 de mayo de 2018

Maniobras anfibias filipinas

Ejercicio anfibio para mejorar la capacidad operativa terrestre de las tropas


PNA


BRP Davao del Sur (LD-602)

MANILA - Los ejercicios de desembarco anfibio tienen como objetivo mejorar la capacidad de las fuerzas estadounidenses y filipinas para realizar operaciones desde el mar a la tierra.

Esto fue enfatizado por el director de ejercicio filipino "Balikatan", teniente general Emmanuel Salamat durante los ejercicios de desembarco anfibio del miércoles en San Antonio, Zambales participó con 180 tropas filipinas y 160 estadounidenses.

También estuvieron presentes en el evento el muelle de aterrizaje BRP Davao Del Sur (LD-602) y las dos unidades de embarcaciones de desembarco asignadas a ella junto con la fragata BRP Ramon Alcaraz (FF-16) y tres vehículos de asalto anfibios estadounidenses.

"Balikatan" 2018 comenzó el lunes y finalizará el 18 de mayo.


BRP Ramon Alcaraz (PF-16) durante el ejercicio Balikatan

"El entrenamiento anfibio es una parte importante del ejercicio 'Balikatan' ya que mejora las capacidades tanto de las Fuerzas Armadas de Filipinas (AFP) como de las Fuerzas Armadas de los EE. UU. durante las operaciones de mar a tierra. Uno de los objetivos de este ejercicio es mejorar despliegue e interoperabilidad de las fuerzas durante operaciones militares en una orilla hostil ", señaló Salamat.

Los ejercicios de aterrizaje anfibio se llevan a cabo para permitir que las fuerzas militares practiquen el transporte de tropas desde el barco a la costa en circunstancias peligrosas: clima peligroso o incluso un enemigo agresivo.

El ejercicio mencionado anteriormente representa la capacitación operacional en el ejercicio que permite a las fuerzas operativas ver los resultados de la planificación militar estratégica, al tiempo que les permite perfeccionar sus habilidades a nivel táctico.

miércoles, 16 de mayo de 2018

Armadas: La Regia Marina (1/2)

Regia Marina




La Marina Real (en italiano: Regia Marina, pronunciada [rɛdʒa marina]) fue la armada del Reino de Italia (Regno d'Italia) de 1861 a 1946. En 1946, con el nacimiento de la República Italiana (Repubblica Italiana), la Marina Real cambió su nombre a Marina Militar (Marina Militare).


Orígenes


Insignia naval de Regia Marina hasta 1900

La Regia Marina se estableció el 17 de marzo de 1861 tras la proclamación de la formación del Reino de Italia. Así como el Reino fue una unificación de varios estados en la península italiana, así la Regia Marina se formó a partir de las marinas de esos estados, aunque los principales constituyentes fueron las armadas de los antiguos reinos de Cerdeña y Nápoles. La nueva Armada heredó una gran cantidad de barcos, tanto a vela como a vapor, y las largas tradiciones navales de sus electores, especialmente los de Cerdeña y Nápoles, pero también sufrió algunas desventajas importantes.

En primer lugar, adolecía de una falta de uniformidad y cohesión; el Regia Marina era una mezcla heterogénea de equipos, normas y prácticas, e incluso vio hostilidad entre los oficiales de las diversas armadas anteriores. Estos problemas se vieron agravados por la continuación de las escuelas de oficiales separadas en Génova y Nápoles, y no se abordaron por completo hasta la apertura de una Academia Naval unificada en Livorno en 1881.

En segundo lugar, la unificación se produjo durante un período de rápidos avances en tecnología y táctica navales, como se caracterizó por el lanzamiento de Gloire por Francia en 1858, y más tarde por la aparición y batalla entre USS Monitor y CSS Virginia en 1862. Estas innovaciones rápidamente hizo buques de guerra más viejos obsoletos. Italia no poseía los astilleros o la infraestructura para construir los barcos modernos necesarios, pero el entonces Ministro de Marina, el almirante Carlo di Persano, lanzó un programa sustancial para comprar buques de guerra de los astilleros extranjeros.

La Guerra de las Siete Semanas 


La batalla del mar de Lissa, por Carl Frederik Sørensen, 1868

El bautismo de fuego de la nueva armada se produjo el 20 de julio de 1866 en la batalla de Lissa durante la Tercera Guerra de Independencia italiana (paralela a la Guerra de las Siete Semanas). La batalla se libró contra el Imperio austriaco y ocurrió cerca de la isla de Vis en el mar Adriático. Esta fue una de las pocas acciones de la flota del siglo XIX, y como una importante batalla naval que involucró embestidas, tuvo un efecto profundo, aunque en retrospectiva, perjudicial en el diseño y las tácticas del buque de guerra.

La flota italiana, comandada por el almirante Persano, reunió 12 blindados y 17 barcos de casco de madera, aunque solo uno, Affondatore, tenía el diseño más moderno de torreta. A pesar de una marcada desventaja en cuanto a cantidad y equipamiento, el manejo superior de los austriacos bajo el almirante Wilhelm von Tegetthoff resultó en una severa derrota para Italia, que perdió dos barcos blindados y 640 hombres.

Disminución y resurgimiento

Después de la guerra, la Regia Marina pasó por algunos años difíciles ya que el presupuesto naval se redujo sustancialmente, lo que perjudicó la eficiencia de la flota y el ritmo de las nuevas construcciones; solo en la década de 1870, bajo el ministerio de Simone Pacoret de Saint Bon, la situación comenzó a mejorar. En 1881, se encargó el acorazado Caio Duilio, seguido en 1882 por el acorazado Enrico Dandolo; en ese momento, estos eran los buques de guerra más poderosos del mundo y señalaban el renovado poder de la flota italiana. En 1896, la corbeta magenta completó una circunnavegación del mundo. Al año siguiente, la Regia Marina realizó experimentos con Guglielmo Marconi en el uso de las comunicaciones de radio. 1909 vio el primer uso de aviones con la flota. Un oficial de la marina italiana, Vittorio Cuniberti, fue el primero en 1903 en imaginar en un artículo publicado el diseño de acorazado de cañones de grandes dimensiones, que más tarde se conocería como dreadnought.

Guerra italo-turca

En 1911 y 1912, la Regia Marina estuvo involucrada en la guerra Italo-Turca contra las fuerzas del Imperio Otomano. Como la mayoría de la flota otomana se mantuvo detrás de la seguridad relativa de los Dardanelos, los italianos dominaron el Mediterráneo durante el conflicto al ganar victorias contra unidades ligeras otomanas en la Prevenza y la Batalla de Beirut. En el Mar Rojo, las fuerzas italianas eran muy superiores a las de los otomanos, que solo poseían un escuadrón de cañoneras allí. Estos fueron destruidos cuando intentaban retirarse al Mediterráneo en la Batalla de la Bahía de Kunfuda.


Primera Guerra Mundial

Szent István bajo en el agua, después de ser torpedeado por barcos italianos MAS

Antes de 1914, el Reino de Italia construyó seis dreadnought acorazados: (Dante Alighieri como prototipo, Giulio Cesare, Conte di Cavour y Leonardo da Vinci de la clase Conte di Cavour, y Andrea Doria y Caio Duilio de la clase Andrea Doria), pero no participaron en acciones navales importantes en la Primera Guerra Mundial, ya que estaban en posición de interceptar una gran salida de la Armada austro-húngara que nunca ocurrió.

Durante la guerra, la Regia Marina pasó sus mayores esfuerzos en el Mar Adriático, luchando contra la Armada austro-húngara. La Campaña Adriática resultante de la Primera Guerra Mundial consistió principalmente en bombardeos costeros austro-húngaros de la costa adriática de Italia, y una guerra submarina alemana / austro-húngara de mayor alcance en el Mediterráneo. Las fuerzas aliadas se limitaron principalmente a bloquear las marinas alemanas / austrohúngaras en el Adriático, que tuvieron éxito en lo que respecta a unidades de superficie, pero fracasaron en los submarinos, que encontraron puertos seguros y un fácil acceso dentro y fuera del área durante todo el año. la guerra. Considerado una parte relativamente menor de la guerra naval de la Primera Guerra Mundial, afectó sin embargo a fuerzas significativas.


Acorazado Vittorio Emanuele durante la PGM

Durante la mayor parte de la guerra, las armadas italianas y austro-húngaras mantuvieron una vigilancia relativamente pasiva de sus adversarios. La flota italiana perdió el acorazado previo al dreadnought Benedetto Brin en Brindisi (27 de septiembre de 1915) y el dreadnought Leonardo da Vinci en Taranto (2 de agosto de 1916) debido a una explosión de la santa bárbara (aunque hubo rumores de sabotaje austríaco). En la última parte de la guerra, la Regia Marina desarrolló nuevas armas: los barcos MAS, que hundieron el acorazado austro-húngaro SMS Szent István en el Mar Adriático el 10 de junio de 1918; y un tipo temprano de torpedo humano (Mignatta) entró en el puerto de Pula y hundió el buque insignia Austro-Húngaro SMS Viribus Unitis el 1 de noviembre de 1918 poco después de que toda la Armada austrohúngara fuera entregada al recién fundado Estado neutral de Eslovenos, croatas y serbios. El acorazado SMS Tegetthoff (hermana de los dos primeros) fue entregado a Italia como un premio de guerra en 1919.


Wikipedia

martes, 15 de mayo de 2018

USMC: Holland Smith, el arquitecto de los Marines

Arquitecto de la Estrategialos Marines  de la Segunda Guerra Mundial, General Holland "Loco aullador" Smith seguro sabía como ponerse firme frente al Ejército y la Marina

Jeff Edwards | War History Online



La rivalidad entre servicios es una especie de cosa dentro del ejército y, aunque muchos lo compararían con una pelea entre hermanos, no olvidemos que los hermanos a veces saben cómo lanzar un puñetazo o dos. Para el general de marina Holland Smith, esto fue más que una oportunidad para asestar un golpe a un hermano.

Los Marines, que son un Departamento de la Marina, durante mucho tiempo se encontrarían sujetos a la dirección de la dirección naval. Pero al ser una fuerza terrestre como el Ejército, a menudo se encontraban en esos días bajo la amenaza de ser absorbidos por el Ejército.

El general Smith sabía cómo defender a sus Marines en el campo de batalla y más allá. Si algunos Generales del Ejército y un Almirante o dos se molestaron un poco por eso, entonces que así sea. Pero dado que también resultó ser una bayoneta en el lado japonés durante toda la guerra, ¿cuál es el daño en una pequeña pelea entre hermanos?

Casi en el ejército

Holland Smith nació en 1882 en Alabama. Él recibiría una licenciatura tanto de Auburn como de Alabama, lo que crees que podría hacer que este hombre esté más preparado para salvar una división viciosa. Pero cuando se trataba de sus amados Marines, solo tenía una lealtad.


Holland Smith

En realidad, se había unido a la Guardia Nacional de Alabama en un momento dado y se convirtió en el primer sargento de una compañía del Calvario. Sin embargo, después de buscar una comisión en el Ejército para la cual no había ninguna disponible, el futuro arquitecto de los mejores momentos del Cuerpo de Marines se convertiría en un Subteniente de Marina en 1905.

Los años previos a la Primera Guerra Mundial encontrarían a un joven Smith cumpliendo el papel tradicional de los Marines mientras servía en todos los climas y lugares desde Filipinas hasta la República Dominicana. Fue durante estos años que el general Smith retomó el apodo, "Howling Mad", por su comportamiento feroz y su capacidad para decir exactamente lo que pensaba. Después de aplastar a los rebeldes en la República Dominicana en 1916, Smith fue enviado a Europa cuando Estados Unidos entró en la Primera Guerra Mundial en 1917.

6º infante de marina fuera de Belleau Wood en la Primera Guerra Mundial

Para entonces, comandante, Smith dirigiría la octava compañía de ametralladoras, 5º infante de marina en Francia. Se separó temporalmente para asistir al Colegio del Estado Mayor del Ejército en Langres. Cuando se graduó en febrero de 1918, sería uno de los únicos 6 Marines en completar este curso.

Después de eso, se desempeñó como ayudante de brigada de la 4ª Brigada de Marines. Aquí vería el combate en la famosa batalla de Belleau Wood. Y mientras que los Marines se ganarían su feroz título, Devil Dog, en esta batalla, no parece que el comandante Smith estuviera en la mezcla de los combates pesados. Dejó la guerra como comandante y se preparó para su futuro papel como la espina del ejército y la marina en su bando.


Listo para la gran guerra

Durante los años de la posguerra, Smith serviría en diversas capacidades para incluir tiempo en el Navy War College en Newport, Rhode Island. Fue aquí donde Howling Mad Smith lo mezclaría con los oficiales navales tradicionales mientras defendía que los Marines eran la fuerza ideal para llevar a cabo un desembarco anfibio opuesto.

En ese momento, muchos en la jerarquía de la Marina consideraban a los Marines como una rama secundaria. Como tales, creían que tales desembarcos deberían ser liderados por la Armada con el Ejército realizando los desembarcos.



Pero Smith tenía otros planes, ya que de manera casi profética abogó por el desarrollo de una estrategia para llevar a cabo invasiones anfibias masivas. Las ideas de Smith finalmente ganaron y durante los años previos a la Segunda Guerra Mundial, Smith desarrollaría, perfeccionaría y capacitaría a otros en esta nueva estrategia.

Para cuando llegó la Segunda Guerra Mundial, Smith era ahora General Mayor y permanecería en este entrenamiento y estrategia hasta 1943 cuando fue llamado al Pacífico por el Almirante Chester Nimitz. El general Smith hacía tiempo que quería un comando de combate y se le dio el mando de la V Amphibious Corp.

Aquí, el general Smith continuaría enfrentando a su comandante, el almirante Kelly Turner, ya que el almirante insistió en mantener el control después de que los marines golpearan el suelo. Smith se puso canoso, pero mantuvo su profesionalismo.

Después de campañas exitosas en las Islas Gilbert y Marshall, el General Smith pudo asumir un papel más importante en la invasión de las Marianas. Durante la batalla de Saipan, Smith comandó dos divisiones marinas y una división del ejército. La lucha se había vuelto tan feroz en Saipan, que llamó a su unidad de reserva, la 27ª División del Ejército, en el segundo día.

Cuando las tres divisiones intentaron avanzar, el general Smith se frustró porque la división del ejército no pudo mantener el ritmo durante el ataque. Aullando enloquecido por la falta de progreso, eliminó al General del Ejército de su comando, lo que hizo que los miembros del ejército perdieran por completo la cabeza.

Fiel hasta el final

Mientras que relevar a un oficial de su comando no era una práctica inaudita durante la guerra, para un oficial de la Marina quitar a un oficial del Ejército no tenía precedentes. El Ejército llevó a cabo una investigación después de la batalla, y aunque reconocen que el general Smith tenía derecho a eliminar al comandante subordinado, consideraron que no estaba justificado. Al general Holland Smith se le dio un "ascenso" para comandar la recién formada Fleet Marine Force, que estaba convenientemente localizada en Hawai.

Si bien muchos verían esta promoción como un intento del Ejército y la Armada de silenciar al hombre, sus estrategias se habían demostrado como verdaderas en el fuego del combate, y no había una mejor mentalidad sobre la guerra anfibia en todo el ejército de los EE. UU. Como tal, llamaron al general Smith al frente para asesorar sobre la invasión de Iwo Jima.

Después de la Guerra, el General Holland "Howling Mad" Smith retiraría a un general completo en el que continuaría con sus críticas al Ejército y la Armada vivas, bien y con más voces que nunca.

La historia del general Smith con el telón de fondo de un ejército, que tenía visiones de absorber el Cuerpo y una armada, que los consideraban una rama menor da un mayor significado a una de las citas más famosas de la guerra. En la Batalla de Iwo Jim se dijo que cuando los Marines levantaron la bandera en el Monte Suribachi, el Secretario de Marina, James Forrestal, declaró: "levantar la bandera en Suribachi significa un Cuerpo de Marines durante los próximos 500 años".

Y estas palabras fueron dirigidas a nada menos que a un General Holland "Howling Mad" Smith.